Publicado: 19 de Octubre de 2017

Masaje, drenaje linfático manual y cáncer de mama

¿PUEDE UNA MUJER EN TRATAMIENTO PARA EL CÁNCER DE MAMA RECIBIR MASAJE O DRENAJE LINFÁTICO MANUAL?



“los procesos de metastatización están determinados por las características biológicas de las células cancerosas y por el estado de las defensas del organismo, y no por factores puramente mecánicos como puede ser la acción del masaje o el DLM” Dr. Frederic Viñas (La linfa y su drenaje manual). Ed Integral



El cáncer fue y todavía es considerado, por algunos profesionales de la salud como una contraindicación absoluta para el masaje, o el drenaje linfático manual (DLM). Se temía que con el masaje, el tumor o restos del mismo pudieran fragmentarse y desplazarse hacia otras zonas creando metástasis. El temor hacia el drenaje linfático manual se basa en la falsa creencia de que al acelerar la circulación linfática, se pueda favorecer la extensión del tumor a través del sistema linfático, a los ganglios linfáticos y de estos a otras zonas corporales.


¿Pero esto puede ocurrir realmente? ¿Existe algún riesgo de recibir masaje o drenaje linfático cuando se ha diagnosticado el cáncer de mama?


No, no existe a día de hoy ninguna evidencia que demuestre que el masaje y especialmente el drenaje linfático manual pueden extender o agravar el cáncer. Según el Dr. Földi, uno de los especialistas en linfología más prestigiosos, son las propiedades biológicas de las células cancerigenas y las condiciones del sistema inmune las responsables de la metastización y no factores mecánicos como el masaje.



El peligro del cáncer es su capacidad de extenderse o migrar a otras partes del organismo y asentarse en ellas. Para que se produzca la metástasis, células tumorales se deben desprender del tumor, penetrar en los vasos linfáticos o sanguíneos, y desde ellos extenderse a través de la sangre o la linfa hacia otro tejido; todo ello en un ambiente hostil a la célula. Este proceso no es meramente mecánico, por el contrario requiere de la participación de varios genes responsables de que las células puedan sobrevivir y reproducirse a distancia. Según el prestigioso oncólogo Joan Massagué “la metástasis se da porque la célula cancerígena ha logrado burlar muchos controles, por suerte, se trata de un proceso muy poco exitoso. Es difícil que la célula acumule todas las funciones que necesita”.


El masaje o el drenaje linfático no pueden extender o agravar el cáncer porque los estímulos mecánicos no son suficientes para la formación de metástasis. Si el cáncer va a producir metástasis lo hará independientemente de que se aplique masaje o cualquier técnica o terapia manual.